¿Yo si tuve 13 razones?

Me vi 13 reasons why, me la vi tarde y escribo este post aun mas tarde… No me la vi inmediatamente cuando salió porque curiosamente no fui victima del merchandising de la serie, simplemente en mis redes sociales casi no aparecía mucho al respecto; sin embargo y como asiduo consumidor de youtube que soy, tarde que temprano me llegaron las reacciones, las reseñas y los “shippeos” de la serie, lo que me dio morbo suficiente para que me decidiera a verla.

Pero con la excusa de la serie y teniendo en cuenta la reciente partida de Chester Bennington acá va mi historia:

No tuve 13 razones, muchas menos, de eso estoy seguro, pero si les voy a contar lo cerca que se puede estar de no encontrar mas de una sola salida.

Cuando comencé a escribir en blogs lo hacia por mí, para poder ‘gritar’ en el mundo digital lo que no podía gritar en la vida real, el tiempo pasó, conseguí amigos y empecé a hacerlo por ellos, leían mis post y decían que les gustaban así que yo me motivaba con eso para escribir…

Pero… ¡un momento! ¿cómo que cuando conseguí amigos?, pues si, cuando conseguí amigos y eso me tomó casi 18 años, antes de eso no tenia a nadie a quien poder llamar amigo. Claro que tenia compañeros en el colegio, tenia con quien jugar a cartas de Yu-GI-Oh, con quien hablar de videojuegos e intercambiar trabajos de clase. Y yo para esa época decía que eran mis amigos, solo que ellos tenían amigos que eran más amigos para ellos que yo. Nos graduamos y nunca volví a hablar con ellos, yo no hice el esfuerzo de buscarlos ni ellos lo hicieron por mí. En parte creo que porque cuando me gradué me prometí a mi mismo ser diferente, que todo iba a cambiar…

¿Pero por qué? ¿Qué era eso tan terrible que tenia que dejar atrás?

Tengo 24 años, soy blanco-mestizo, estudié en un colegio privado de curas salesianos, pude ir a una universidad tan bien privada, vivo en un apartamento en un barrio bien de Bogotá; mis padres están juntos, mi madre es mi cómplice y compañera, tenemos una relación que muchos envidian; mi padre es un señor mayor educado en otra Colombia, la de los machos, la de padres que no abrazan y solucionan todo con plata; pero él ha cambiado con los años, el tiempo lo ha hecho entender que el mundo no es blanco o negro sino que esta lleno de infinidad de tonos de grises y eso lo ha hecho un papá con el que hablo de carros y videojuegos.

Y entonces, si todo es tan bueno ¿por qué este post?

Por la ansiedad, la paranoia, el nerviosismo, el sentimiento de que todos te miran mientras caminas, el sentimiento de soledad extrema y el peso de tu cuerpo cada mañana es mayor. De repente te preguntas ¿por qué Dios sigue obligándote a despertar?

Yo sí sufrí de bullying, solo que en en esa época ni sabia que existía ni que se llamaba así. Por gay, por marica, por cacorro o al menos porque eso pensaban los demás.

Yo también me enamoré, o al menos eso me gusta pensar. Lo que pasa es que él no era como yo y no sentía por mí lo que yo sentía por él.

Yo si peleaba con mis padres, no era lo suficientemente listo y aplicado como mi hermana así que no todo eran 10, mi mamá quería que yo fuera más inteligente, mi papá quería que fuera “mas hombrecito”.

Cuando estaba en 9º tenia una directora de grupo que era un mal ser vivo, nunca se me olvidará su nombre ‘Martha Gomez’ disfrazada de buenas intenciones le dijo a la psicóloga del colegio que yo era demasiado ‘delicado’ y que eso podría incomodar a algunos de mis compañeros. Traducido significa que yo le parecía rarito y tenia miedo de que se los pegara a los compañeros con los que pasaba mas tiempo. La psicóloga que era igual de buena profesional ‘habló’ conmigo para explicarme los cambios por los que estaba pasando y las ´modas´de las que según ella me estaba dejando influenciar.

Me gusta vestir cómodo, nunca he usado ropa ajustada, no me gusta llamar la atención así que voy normalmente de gris, azul o negro. Nunca me he pintado el cabello, siempre lo llevo corto, no tengo tatuajes ni piercing, no voy a conciertos porque las multitudes me dan ansiedad, no voy a bares porque detesto el ruido y estar encerado, no bebo, no fumo, hablo siempre de señor y señora y siempre llego a la hora que es. ¿Cual rarito?

Toda la vida he sido callado, tímido y algo inseguro, no entendía porque de repente yo era tan importante para algunas personas, al punto de fijarse si era demasiado delicado, inteligente, hábil y hasta masculino.

Las cosas se fueron poniendo más oscuras, cada vez me sentía más solo, yo no era como los demás y no podía ver que nadie fuera como yo.

La ansiedad, la paranoia, el nerviosismo, el sentimiento de que todos me miraban mientras caminaba, el sentimiento de soledad extrema y el peso de mi cuerpo cada mañana era cada vez mayor.  De repente me pregunté ¿por qué Dios sigue obligándome a despertar?

No son necesarias 13 razones, a veces una mala racha, un mal momento es suficiente para sacar toda la porquería que llevamos por dentro, solo para tragarla nosotros mismos otra vez.

Sufro de ansiedad y eso agrava este tipo de pensamientos, cuando estoy nervioso o preocupado me tiemplan las manos al punto de tener que agarrar una taza o el celular con ambas. Empiezo a sudar y a sentir un calor extraño en la frente… Eventualmente eso pasa y queda el vacío, días pasando uno tras el otro, tras el otro en donde no pasa nada, pero tampoco soy capaz de hacer que las cosas cambien, simplemente no me alcanza la fuerza para gritar o salir de esta ruleta…

Duré mucho tiempo dudando si escribir este post, pero si lo estas leyendo es para que ahora tu puedas decir que conoces a una persona que pasó por depresión, que sufre de ansiedad y para que espero entiendas que es una enfermedad tan terrible que no suele doler como cuando te duele la barriga, ni dejar marcas en la piel como una quemadura, pero que si puede hacer mucho daño.

Nunca hablé de esto, pero las cosas no empeoraron porque justo cuando creía que no podía más; todo cambió, llegué a la universidad y conocí personas maravillosas, viaje y aprendí muchísimo. No lo saben pero sin Cesar, Tania y los Christian, tal vez esto nunca habría sido escrito.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s